Thomas Ruëger, gerente pais de Holcim El Salvador

Thomas, de las heladas montañas suizas al cálido El Salvador

Thomas Rüeger es el gerente país y director financiero de Holcim para toda la región. Emigró de Suiza a El Salvador hace cuatro años y asegura que el mar y la calidez de la gente lo han conquistado.

El gerente país de Holcim, dice que está a gusto en esta tierra cálida que lo recibió hace cuatro años. Foto EDH/Jorge Reyes.

POR TANIA URÍAS

 

MAY 14, 2019- 05:40

Más de 9,450 kilómetros separan de su natal Suiza, al gerente país de Holcim El Salvador y director financiero para Centroamérica, de la misma compañía.

Mientras en su ciudad de origen por estos días cae una nevada intensa, acá le toca soportar temperaturas que rondan los 35 a 38 grados centígrados, en una típica tarde de mayo.

Reside en El Salvador desde 2015 y ha elegido nadar en lugar de esquiar, lo que era su deporte de rutina por estos días.

No niega que extraña muchas cosas de su tierra – Winterthur, Suiza- pero disfruta de este país al que llegó por razones de negocios y del que reconoce que todavía lo asusta.

“Me asusta el tráfico”, sentencia Thomas Rüeger, el gerente país de Lafarge Holcim, una empresa multinacional suiza que fabrica materiales de construcción, tiene presencia en unos 80 países y emplea a unas 80,000 personas.

La empresa es considerada un gigante del cemento en el mundo y en abril de 2010 compró el 92% de las acciones de Cementos de El Salvador (CESSA), le cambió el nombre -a Holcim – y fortaleció su proyecto de expansión en Centroamérica.

De ahí que Thomas, que ya laboraba para la compañía desde 2007, fuera llamado a emigrar a la cálida tierra cuscatleca, para ocuparse de los asuntos financieros.

Ya había visitado El Salvador como parte de sus gestiones con la región, así que cuando en 2015 le dijeron que debía venir a vivir y a asumir el puesto de administrador de finanzas, comenzó la tarea de convencer a su esposa Milena y a sus dos hijos.

“A ella le preocupaba la inseguridad, solo eso había oído, y que hubiera buenas escuelas y cosas para los niños, pero vinimos a conocer y les encantó”, cuenta.

Un año más tarde, y ya instalado, lo nombraron director financiero para Centroamérica, y desde entonces debe visitar Costa Rica y Nicaragua, cada mes. Luego lo ascendieron a representante País y la responsabilidad aumentó.

Pero también creció su afecto por El Salvador, sigue asustado por la forma en que la gente conduce, pero una de las cosas que más disfruta es el mar, algo que en su ciudad natal no existe.

Aunque extraña esquiar junto a sus hijos, Johannes y Sophia, de ocho y diez años, lo sustituye con las clases de natación o las visitas a playas o cascadas.

Un gerente de puertas abiertas

Thomas es, en apariencia, un hombre serio, pero no es un europeo común. Él estrecha la mano con firmeza cuando saluda y disfruta de estar rodeado de gente.

De hecho ha entablado amistad con habitantes de pueblos como Tamanique o Tenancingo, lugares y amigos que descubrió por casualidad, cuando exploraba el país y que ahora visita a menudo.

 

Aunque en sus hombros recae la responsabilidad de ejecutar presupuestos que superan varios millones de dólares para la región, es también un hombre amigable, un gerente de puertas abiertas y que habla perfecto el español. Además domina el francés, el inglés, el alemán y el sueco.

Originario de “la zona más alemana de Suiza”, aclara, la parte latina siempre ha estado presente en su vida.

Su madre es peruana y su esposa colombiana. Por eso sabe bailar salsa, merengue y vallenato, aunque asegura que “solo se deja llevar y tiene dos pies izquierdos”.

Cuando era niño, Thomas quería ser piloto como su padre, y asegura que el aeropuerto quedaba cerca, por eso venía los aviones y decía que un día pilotearía uno.

Sin embargo, los números que habían sido su pasión desde siempre, lo llevaron por otro lado.

Creció frente a la fábrica de LafargeHolcim y por el nombre “ Holcim Bank”, siempre pensó que era un banco, y como le encantaban los números, soñaba con trabajar ahí. “Pero es que yo creía que era un banco”, cuenta divertido.

Luego de sacar una carrera en administración de empresas, obtuvo algunos trabajos y finalmente Holcim le abrió las puertas en 2007. Para ese entonces ya sabía que no era una institución financiera, pero que sí podría trabajar manejando presupuestos, algo que lo apasionaba.

Primero en el área de contraloría corporativa, luego en tesorería y emisión de bonos, aprendió sobre financiamiento con bancos y pronto se conectó con países latinoamericanos, gracias a su español.

Ahora en la región, ejecuta presupuestos que tienen varios ceros, lidera la parte de finanzas para los tres países, evalúa resultados, vigila objetivos, aprueba costos y analiza presentes y futuras inversiones.

En El Salvador, por ejemplo, ya sabe que se invertirán en este 2019, seis millones de dólares para mejorar el área de despacho, comprar maquinaria y fortalecer el área de Responsabilidad Social Empresarial de Holcim.

Estusiasmado, cuenta que ha comenzado el año con el pie derecho. “Este 2019 estamos vendiendo más del 20% en los primeros dos meses que en igual periodo del año pasado, hay varios proyectos, hay un auge de construcciones, muchos edificios de oficinas y apartamentos y otros proyectos de infraestructura, carreteras, obras que nos están ayudando a crecer, estamos invirtiendo en esos rubros, en carreteras, en muchas cosas”, cuenta.

 

Dentro de sus proyectos está la diversificación, apostar por nuevos productos como el concreto y fortalecer las ferreterías Disensa propiedad también de Holcim.

“Estamos diversificando para ofrecer nuevos productos, en eso vamos a invertir, en el área de pavimento, tenemos ya pavimentadoras alquiladas, queremos comprarlas para tener esas máquinas y diversificarnos más”, comentó entusiasmado.

“Otro tema importante es el de Recursos Humanos, es importante para mi cuidar la gente, nuestros colaboradores, los beneficios en salud son importantes y queremos fortalecerlos, que la gente esté bien aquí”, dijo.

Esta empresa ubicada en la posición ocho, de entre 50, del ranking “empresas más atractivas para trabajar EMAT” realizado por Tecoloco cada año, brinda a sus empleados una enorme cantidad de beneficios que hacen que muchos, tengan hasta 40 años laborando para ellos.

Más del salario del promedio que ofrece el mercado, más días de vacaciones, un ahorro para el futuro que permite a los colaboradores asegurar una pensión extra, son parte de los beneficios. Y Thomas está convencido que todo esto se traduce en mayor productividad y lealtad de los colaboradores, por eso apuesta por seguir invirtiendo en la gente.

Cargo actual:
-Director de Finanzas para Centroamérica y Representante país de Holcim.Trayectoria:
-Director de Finanzas y Administración en Holcim El Salvador.
-En 2016 asumió el cargo de Head de Finanzas del Cluster Centro América.
-A partir de julio 2018, Thomas fue nombrado Country Representative de El Salvador.

Estudios
Graduado de Administración de Empresas de St. Gallen University en Suiza, especializada en el negocio, la economía, el derecho, las ciencias sociales y políticas.
-Inició su carrera en Holcim Suiza en 2007 como Corporate Controller en las áreas de Consolidación y Planeación Financiera, para posteriormente ocupar posiciones en el área de Tesorería durante los años #2010 – 2015.

Fuente: EDH El Salvador

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *